domingo, octubre 26, 2008

ESCUCHA EFICAZ

Domingo 26 de octubre de 2008
LA ESCUCHA

La escucha activa es una de las habilidades que un Coach ha de tener bien integrada y desarrollada para  desarrollar con garantís  sus procesos de Coaching.

A continuación una forma especial de definir la escuacha!


 "Cuando te pido que me escuches y tu empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te he pedido.Cuando te pido que me escuches, y empiezas a decirme porque no tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos.Cuando te pido que me escuches tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades. !Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que hables ni que hagas. Solo que me escuches .Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz. Quizá esté desanimado o en dificultad , pero yo no soy un inútil .Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito, no haces más que contribuir a mi inseguridad. Pero cuando aceptas, simplemente , que lo que siento me pertenece, aunque sea irracional , entonces no tengo que intentar hacértelo entender, sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí .
 " La Escucha"  desconozco su autor

2 comentarios:

Jara dijo...

Es verdad que muchas veces lo único que necesitamos es que una persona nos escuche y nos abrace (esto para mi es muy importante, a veces el abrazo de un amigo te da vida...) lo que pasa es que "esa" persona tiende a querer ayudarte dándote consejos y ánimo a su manera, lo mejor de todo es tener a "ese alguien" en el momento oportuno...
Un saludo

Esther dijo...

Que razón tienes Sarita, querida, en la importancia de la escucha y que dificil es detenernos a escuchar, no solo a escuchar lo que decimos con palabras sino también lo que decimos con la mirada, con nuestro lenguaje corporal que dice tanto o más que las palabras. Cuantas veces necesitamos sentirnos escuchados, es decir atendidos, mimados en ese momento, queridos, valorados. La importancia del estar ahí en ese momento con quien te escucha, sin consejos, sin palabras de aliento solo sintiendo su presencia, su abrazo, su mirada tierna y complice y un profundo respeto.
Gracias Sara