domingo, octubre 03, 2010

Inteligencia.... EMOCIONAL

Está comprobado que la inteligencia entendida en términos de Coeficiente Intelectual (CI) es un instrumento poco   válido para predecir  si alcanzaremos el éxito profesional y personal y  la felicidad en nuestra vida. Se hace necesario hablar de otra inteligencia la  Inteligencia Emocional (IE)

Hablar de Inteligencia Emocional es Hablar de Adaptación, es buscar nuevas respuestas a los estímulos que percibimos del  medio, generando nuevas opciones.
IE es la CAPACIDAD de adaptarnos para  sacar  aprendizajes valiosos en nuestra existencia cambiante y retadora.

En esta  nueva forma entender  la Inteligencia, y  su aplicación al mundo  laboral, podemos resaltar  dos enfoques con  variables distintas:
- El control de la impulsividad
- Habilidades interpersonales
Y Otro enfoque
- Regulación emocional
Y Su utilización para  mejorar la capacidad cognitiva o de pensamiento.

El primer enfoque  conocido por su difusión de la mano de Daniel Goleman .Seguido, entre otras cosas  por su  capacidad de predicción respecto al éxito laboral y social del Modelo.

El concepto de IE puede detallarse Con Las Siguientes Dimensiones:
- Conocimiento de las Propias Emociones
  Autoconocimiento
- Capacidad  de adecuar Las Emociones. Adaptación a la situación y el  momento.
  Autogestión
- Capacidad  de  automotivarnos y saber  demorar  las gratificaciones y
  Refuerzos
- Reconocimiento y Empatía Con Las Emociones Ajenas
 Escucha activa
-Gestión  de las Relaciones de como relacionarse adecuadamente.
-Habilidades comunicativas, resolución  de conflictos Capacidad  de Influencia y
Liderazgo
Destrezas  que ejercen una gran influencia en las posibilidades de  obtener éxitos personales y profesionales.
 
La gestión de emociones y su aplicación en el  entorno de las  organizaciones y empresarial,  es ya una realidad. Conseguir  objetivos empresariales,  pasa por hacer partícipes de dichos objetivos a las personas que forman parte del equipo que ha de conseguirlos y además   hace falta conocernos  y conocer a las personas con las que vamos a trabajar.
¿Fomentan las empresas la participación y el compromiso de sus trabajadores,  desde  esta nueva perspectiva de la IE?   

¿Están sensibilizados los directivos de los efectos que producen las emociones en el desarrollo del trabajo y la productividad?

¿Conocen los directivos   la influencia que las emociones ejercen en los resultados de sus empresas?

¿Están  informados los directivos de la manera  en que las emociones intensas generan enfermedades psicosomáticas, provocan estrés y disminuyen la capacidad de respuestas  conscientes válidas, y  como reducen el rendimiento?
¿Trabajan las organizaciones teniendo en cuenta a las personas y sus emociones para promover la cooperación, el desarrollo de las excelencias individuales, y el empleo de todo su  potencial?

Este es un buen momento para maximizar recursos, para  ser conscientes que cualquier pérdida de recursos  es un lastre,  que no debemos dejar pasar sin más..

Sara Cobos
Caching Familiar

Publicar un comentario