martes, enero 04, 2011

NUEVOS PROPOSITOS.




En estos momentos los más pequeños esperan con ilusión la llegada de los Reyes Magos. La mayoría conservamos  esos recuerdos, esas emociones asociadas con aquellos  acontecimientos que  nos hicieron felices. Y también porque no decirlo, en alguna ocasión nos sentimos "frustrados" cuando nuestras expectativas tenían un contenido distinto de la realidad...

Hemos crecido con  esta tradición; hemos formulado nuestras peticiones  condicionados  a "ser buenos" y  "portarnos bien" para que los Reyes Magos fueran generosos con nosotros.

Nos hemos situado en la  PETICIÓN,  pedir para TENER lo que sentíamos que nos haría más felices.

Hemos escrito cartas para hacer efectivas esas peticiones. A las cosas  importantes hay que  darles visibilidad y permanencia, aunque sea de forma simbólica.   Es una práctica  que me gusta compartir con las personas a las que acompaño en procesos de Coaching.  Es lo que hacemos con nuestros objetivos, con nuestros planes de acción, con nuestras evaluaciones de resultados, con todo lo que es importante para nosotros.

                                                                  

Es esa la intención de hoy dejar constancia por escrito, poner en palabras esos propósitos que nos gusta expresar y compartir con los cercanos, cuando iniciamos un nuevo año.

¿Qué tal si nuestra  CARTA DE PROPÓSITOS la enfocamos  Para   DAR en lugar de  para PEDIR. Para  SER en lugar de  para TENER. Para  HACER en lugar de  para ESPERAR.  Para ser ACTIVOS y conseguir aquello que nos hace FELICES en lugar de esperar PASIVOS  para  que los demás nos den, para  que las cosas sucedan,   para que las situaciones cambien para poder ser FELICES?

Tenemos la libertad de ELEGIR y lo más importante podemos cambiar aquellas cosas que no están dando los resultados esperados y nos producen frustración.

Para este año recién estrenado, podemos poner  en marcha las conductas necesarias  para que  esos PROPOSITOS o DESEOS, que poco a poco van perdiendo impulso, se hagan REALIDAD!

Clarifiquemos nuestros objetivos:   ¿Qué queremos conseguir?
Conectemos con nosotros mismos:  ¿Para qué  quiero....   ?
Seamos realistas: ¿Qué recursos tengo ahora para conseguirlos?
Generamos  nuevas Opciones: ¿Qué recursos necesito para alcanzarlos?
Definidos en el tiempo:  ¿Cuándo los voy a conseguir? 

Hacernos preguntas.  Confiar en nosotros  y en la capacidad de mejorarnos a nosotros  mismos.
Saber qué nos hace  FELICES Tener objetivos que den  dirección a nuestra vida. Escribir esos objetivos y el plan  de acción que vamos a poner  en marcha para alcanzarlos.

!!HAZ REALIDAD TUS  PROPOSITOS.  HAZ QUE SE CUMPLAN TUS SUEÑOS!!

Sara Cobos
Coach Profesional y de Familia
Coaching Método Diferenzia
www.diferenzia.com
Coaching Familiarhttp://www.blogger.com/
Publicar un comentario