martes, julio 28, 2015

¿Basamos nuestras acciones en el miedo o en la motivación?
El miedo es una respuesta natural ante el peligro.  Todos sentimos miedo, es común a todos los seres humanos, pero no todas las personas  manejamos nuestros miedos de la misma forma, ni tampoco las interpretamos de igual manera.
El miedo es una de las emociones que tienen una función de protección en nuestra vida, conectado con nuestro instinto de supervivencia,   actúa de forma rápida e   inconsciente, para  alertarnos de peligros y amenazas que pueden ser reales o imaginarias, a las que nos enfrentamos.

 ¿Qué sería de la humanidad si no existiera el miedo?
El problema no es el miedo,  es nuestra propia forma de  vivir las experiencias de miedo,   nuestra manera de  reaccionar ante esas experiencias con el miedo,  las que  nos sirven para desarrollar modelos automáticos , que vamos  almacenando y que van formando nuestros  patrones de respuestas ante el miedo, con la  intención de  protegernos.  Sólo que   a veces este mecanismo de supervivencia,  se dispara,  sin que tengamos  el  control  sobre los efectos que el miedo nos  produce y que  pueden llegar a  sensaciones desagradables, y   bloqueos,  entrando en la  comportamientos de  evitación,  para evitar   volver a vivir esas experiencias desagradables.
¿Qué hacer ante esos bloqueos que nos produce el miedo? 
Cómo hacer nuevas  interpretaciones   de esas   situaciones que evitamos, cómo superar esos bloqueos, y  dar nuevas respuestas a situaciones  que nos paralizan. Como conseguir  que nuestros miedos  no nos impidan conseguir nuestras metas y  nos conecten   con la motivación necesaria  para pasar a la acción.
 “Aunque tenga miedo hágalo igual” es un libro práctico de la autora Susan Jeffers   en el que nos  explica las siguientes verdades
 Cinco verdades sobre el miedo  
  1. El miedo nunca desaparecerá mientras yo siga creciendo.
  1. La única manera de librarse del miedo a hacer algo es  hacerlo.
  1. La única manera de sentirme mejor es  hacerlo
  2. No sólo yo siento miedo cuando piso terreno desconocido, lo mismo les ocurre a todos los demás.
  3. Vencer el miedo asusta menos que vivir con el miedo subconsciente que proviene de una sensación de impotencia.  
Con estas 5 verdades, sencillas pero poderosas, podemos hacer cambios en nuestra manera de gestionar nuestros miedos.  Comprender que forma parte de nuestra condición humana. Nos ayudará cambiar nuestro “dialogo interno”, lo que nos decimos a nosotros mismo cuando nos enfrentamos  a situaciones nuevas o desconocidas. Aceptar que vamos a  sentir  miedo, cada vez que salimos de nuestra “zona de confort” y entramos en terrenos desconocidos, y eso forma parte de nuestro crecimiento y nuestro desarrollo. Tomar consciencia y conectar con  nuestro poder interior  para actuar,  construyendo nuevas respuesta  ante el  miedo.
Dejar atrás creencias relacionadas con el miedo, como esperar a que las condiciones sean las más favorables, o a  sentirnos bien ponernos en marcha. Basar nuestras acciones en la motivación, sin dejar que nuestros miedos tomen el control de nuestras vidas.
Mantener  pensamientos realistas, basados en el aquí ahora,  sin dar espacio a pensamientos basados en  experiencias pasadas o  en temores imaginarios y  futuros.
Correr riesgos, cambiar el  miedo por  motivación para lograr nuestros objetivos.   Pasar a la acción, el miedo acabará por desaparecer, la mayoría de nuestros miedos son imaginarios,  nunca llegan a suceder.
Sara Cobos
Coach profesional y de familia

Publicar un comentario