domingo, agosto 14, 2016

IMAGINA
¿Cómo  hacer cambios? ¿Por dónde empezar?  ¿Qué tal si empezamos por Imaginar?
Todos los seres humanos tenemos una poderosa herramienta natural  que bien utilizada es muy potente para lograr cambios, aunque a veces en lugar de usarla a nuestro favor, la utilizamos en nuestra contra, y esto lo hacemos todos sin excepción. Quien no ha  imaginado con todo lujo de detalles los  peores resultados para en una entrevista de trabajo, las peores notas en un examen,  quedarse en blanco en una  presentación, no articular palabra en una cita con una persona especial, tomar la peor opción en una decisión importante y un sinfín de situaciones  imaginables, que nos hacen temblar sólo con imaginarlas.
 Quien no ha  llegado incluso a cambiar sus planes por bloqueos que nuestra  propia imaginación nos ha  generado. Esta natural y poderosa habilidad que todos los seres humanos tenemos para  IMAGINAR , adelantándonos al futuro,  a lo que   va a suceder,  a  qué   nos vamos  a ocurrir  ,  a cómo nos vamos a sentir, y toda una serie de   consecuencias  terribles y negativas que  tendrán nuestras acciones Y puestos a imaginar, por qué  no  darle la vuelta a estas situaciones para que jueguen a nuestro favor, si lo pensamos un poco, nos cuesta lo  mismo, y los resultados pueden cambiar y mucho.
La definición nos dice que “Imaginar” es  formar en la mente la representación de sucesos, historias o imágenes de cosas que no existen en la realidad o que son o fueron reales pero no están presentes. Y puestos a imaginar, qué tal si  lo que imaginas son situaciones, momentos y emociones positivas,  resultados favorables, en definitiva, experiencias positivas, y toda las cosas imaginables que tú quieras  ¿Te animas a probar? 
Como todo aprendizaje, esta nueva forma de utilizar tu imaginación,  requiere   práctica, por lo que vamos a empezar por sencillos pasos, para ir poco a poco  perfeccionando esta técnica. Al final seremos capaces  de  Imaginar,  logrando que  imaginar,  sea para nosotros la  más poderosa aliada,  en lugar de la mayor enemiga de nuestro bienestar y de nuestros logros.
Publicar un comentario