jueves, marzo 11, 2010

ESPERANZAS

Los recuerdos nos dejan "caminos marcados" en el alma que nos duelen y nos llevan a sentir emociones paralizantes.
Hoy todos recordamos, hoy  todos hemos sentido ese dolor que nos alcanzó a todos y nos dejo "caminos marcados" en nuestras almas.
Para todos esos caminantes que se marchacharon,para todos los que se quedaron,para todos los en este día se nos quedaron "Caminos marcados", traigo estas palabras que un compañero coach ha  facilitado:
http://bit.ly/balJVN

Reir es correr el riesgo de parecer tonto.

Llorar es arriesgarse a parecer sentimental.

Acercarse a otro Ser es arriesgarse a comprometerse.

Mostrar emoción es arriesgar a que se te conozca.

Someter a la gente a tus ideas y tus sueños es ponerlos en riesgo.

Amar es correr el riesgo de no ser correspondido.

Vivir es arriesgarse a no morir.

En toda esperanza hay un riesgo al desespero; en todo intento, el riesgo de fracasar. Pero los riesgos se han de tomar, porque el mayor peligro en esta vida es no arriesgar nada. Porque el que nada arriesga, nada hace... nada tiene... nada es.

Tal vez pueda ahorrar sufrimiento y dolor, pero a fin de cuentas no puede aprender, ni sentir, ni caminar, ni crecer, ni amar, ni vivir.

Encadenado por las certidumbres será un esclavo, sacrificará el ser libre.

¡¡¡Sólo arriesgando se consagra la libertad!!!

Para todos un recuerdo, una esperanza.

Saracobosb
Coaching familiar

______________________________________

6 comentarios:

José Luis dijo...

Gracias por tu artículo
La esperanza nos conecta con el futuro a través de la acción
Un beso

Sara Cobos dijo...

José Luis, me alegro de tenerte por aquí.
Siempre Acción, esa es la clave y
Siempre Esperanzas para no desistir cada vez que sea necesario.
Mi abrazo para tí

Elisa Pulla dijo...

Qué bonita la metáfora de los "caminos marcados". Me recuerda a una frase de Leon Blay que decía "El hombre tiene lugares en el corazón que todavía no existen y para que puedan existir, entra en ellos el dolor".
Un beso

Antonio Aguilera N dijo...

Estimulante artículo, felicidades.
Asumir el riesgo y tomar iniciativas, adoptar decisiones, eliminar el miedo al fracaso.

Aceptarnos y conocernos nosotros mismos como camino a que lo hagan los demás, fascinante aventura.

Sara Cobos dijo...

Elisa, es una frase muy real; el dolor es inherente a la propia vida.
Gracias por tu aportación.
Un beso

Sara Cobos dijo...

Antonio bienvenido y gracias por facilitarnos tus impresiones y tus palabras.

Un abrazo