sábado, mayo 30, 2015

LA ESCUCHA IGNORADA


La escucha ignorada
Stephen R. Covey,  define distintos niveles de escucha, entre ellos “Escucha ignorada” tipo de escucha en la   que lo que están diciendo no es tenido en cuenta, se ignora.  Una escucha que nos aleja como personas, y deja pasar desapercibido mensajes importantes que han de ser tenidos en cuenta, han de ser escuchados. 
Reflexionar sobre las experiencias que  vivimos, nos ayuda a ser más conscientes, a  sacar aprendizajes y  cambiar   futuras   vivencias, pero  sobre todo, nos facilita  para hacer  esos  cambios necesarios, para que  las cosas sean de diferentes , especialmente si se trata de  hechos con desenlaces  tan trágicos y  conmovedores, que tienen como resultado la pérdida de vidas humanas.

Vienen a mi mente,  noticias  conmovedoras,  que reclaman  reflexión en profundidad, que nos alertan de la necesidad de  cambios, que  acaben con   actos violentos que todos vemos  en los medios, en los periódicos, que afectan a  familias,  a centros educativos y a las instituciones. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros? Cómo  aunar  fuerzas,   para que  casos como  la muerte de un profesor a manos de un menor, el suicido de una joven,  que   no voy valorar, porque mi única intención es compartir mi propia reflexión, sin enjuiciar,  sin más  ánimo, ni intención de  buscar culpables, simplemente, quiero  dedicar este espacio   para  tomar  consciencia, y para que nuestra  reflexión   nos impulse  poner en marcha cambios .
Pienso en las familias, en los padres, en los hijos, en los profesores, en los alumnos,  en cada una de las personas que   viven  una  experiencia  con final trágico.  Todo un cúmulo de emociones, y de pensamientos que  cuesta infinito gestionar.   Como madre, y  como profesional,  me genera una gran   tristeza e impotencia, cada una de estas noticias,  difíciles de asimilar,  que me  llevan  a hacerme preguntas:
¿Qué nos está pasando como personas? ¿Cómo familias?
¿Cómo comunidad? ¿Cómo sociedad?
Qué valores, actitudes y conductas sería necesario cambiar para que estos hechos tan estremecedores, no vuelvan a repetirse.  Está claro que necesitamos  reflexionar, pero  sólo eso no basta, hay que actuar, poner en hechos, en   acciones necesarias,   cambios reales  en la convivencia,  en las familias, en las aulas en  los centros educativos, en las organizaciones.
Es importante   determinar: ¿Qué cambios hacer? ¿Quiénes han  de hacer esos cambios? ¿Cómo vamos a hacer esos cambios?  ¿Cuál es el primer paso a dar?

Sara Cobos
Coach Profesional y de Familia  
Perfil Linkedin:  http://www.linkedin.com/in/saracobosb
CONTACTO:
 saracobos@difernzia.com    (+34) 605 415 095   Skype: sara.coach1

Publicar un comentario